14 Abr

La importancia de comer fibra para tu salud intestinal

La alimentación resulta clave para nuestra salud y el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Tener buenos hábitos alimenticios puede prevenir la aparición de ciertas enfermedades y nos permitirá tener un estilo de vida más activo. Es necesario que nuestro cuerpo reciba los nutrientes necesarios para que realice todas sus funciones sin ningún problema.

Seguramente hayas escuchado muchas veces la importancia de contar con fibra en nuestra alimentación. La fibra no es sin embargo un nutriente en sentido estricto ya que no forma parte de los procesos metabólicos que permiten obtener energía para nuestro organismo. Sin embargo, sus propiedades siguen siendo muy beneficiosas para nuestra salud debido a las propiedades con las que cuenta.

La fibra alimentaria no sufre alteraciones durante la digestión y llega al colón donde sufre fermentación por la actividad de las enzimas bacterianas creándose ácidos grasos de cadena corta que pasan a nuestro organismo y que producen efectos muy beneficiosos para nuestra salud.

Entre estos efectos podemos encontrar que estabiliza los niveles de glucosa en la sangre, previene de enfermedades cardiovasculares, disminuye el PH Colónico (lo cual evita la aparición de pólipos) y favorece la producción bacteriana que ayuda a tener una mejor salud intestinal.

Además de todas otras propiedades, en su tránsito por nuestro organismo también realiza labor de arrastre y captura de sustancias que pueden ser bastantes perjudiciales para nuestro cuerpo, favoreciendo su eliminación y evitando la absorción por el organismo. De esta manera también evita que elementos cancerígenos desaparezcan acelerando el tracto intestinal.

La fibra resulta esencial para conseguir una dieta equilibrada

Esta propiedad responde sobre todo las fibras insolubles, que son las que resisten la acción de los microorganismos de nuestro cuerpo y que actúan principalmente como filtro depurador.

Con todas estas propiedades la fibra puede ser una gran herramienta en nuestra dieta para prevenir el cáncer, en especial el colorrectal y una dieta rica en este componente puede ser una gran ayuda en combinación siempre con la ingesta de alimentos adecuados que favorezcan una nutrición equilibrada. De esta manera se resalta su labor preventista como parte de una alimentación sana.

Para el correcto funcionamiento de nuestra salud intestinal la fibra consigue realizar un importante papel esencial en una dieta equilibrada.

La fibra está presente en muchos alimentos como en verduras, hortalizas, frutos secos, legumbres y cereales. Lo bueno que tiene este componente alimenticio es que suele aparecer en alimentos pocos procesados por lo que pueden formar parte de una alimentación equilibrada y sana.

Diversos estudios epidemiológicos sobre el cáncer de colón no son determinantes sobre la capacidad de prevenir que pueda tener la fibra sobre esta dolencia. Sin embargo, resulta claro que forma parte de un estilo saludable que constituye una de las claves para no entrar en los grupos de riesgo a la hora de sufrir esta enfermedad.

Siempre podrás consultar a tu especialista para saber qué papel puede jugar la fibra para mejorar tu alimentación y tu salud. Resulta muy útil para poder solucionar diversos tipos de dolencias como el estreñimiento, la obesidad, la diabetes, problemas de colesterol o la diverticulosis. Por eso siempre será un arma para tener en cuenta a la hora de mejorar nuestra salud a través de la dieta.

La fibra es muy accesible y se puede obtener de alimentos naturales o de los productos que son preparados con ellos. Es recomendable realizar aportaciones de fibra al organismo de manera progresiva para conseguir una mejor adaptación del organismo y evitar el consumo excesivo para evitar sus efectos adversos como flatulencias. También es necesario mantener siempre una correcta hidratación.