Opinión

opinionEsta página de Opinión, pretendemos que sea complementaria al Foro. En ella podremos exponer nuestras ideas, opiniones o conocimientos de una manera más  matizada y profunda que en el Foro, que por su propia naturaleza está más sujeto a un diálogo de síntesis. Creemos que el Foro es una mesa de diálogo, charla, consejos, etc. y que en esta página de Opinión podremos volcar nuestras ideas con mayor y mejor elaboración, así como contrastar las que se les presenten a otros y poder discutirlas sin la liviandad que es característica de un foro.

 

Para que una opinión sea publicada en esta página la habréis de enviar por correo electrónico a secretaria@europacolonespana.org. Deberá ir firmada con nombre y dos apellidos, así como dirección, teléfono y DNI. Si es posible con título incorporado, una vez revisada se publicará con nombre, sobrenombre o ninguna de las dos opciones según deseo manifestado por el opinante.

Esperamos que de esta página salga un aporte de soluciones para la mejora del CCR  u otras dolencias dentro del Sistema Nacional de Salud.

 

31 de marzo 2016

Otro año más recordamos en  el día del  Cáncer Colorrectal (CCR). El 31 de marzo es la fecha. Es un buen momento  para detenernos a reflexionar y pensar en lo que hemos hecho, pero también en lo que queda por hacer.

Si como método de análisis partimos de las cuatro “P” de la medicina, podremos ver que la P de medicina  Predictiva, todavía está en niveles muy livianos en cuanto a resultados y a problemas éticos y sociales que se plantean. Deberían preocuparnos, pero se ven, todavía, lejanos.

En  medicina Preventiva, hemos avanzado enérgicamente, pero con gravísimas desigualdades en los resultados. Los avances visibles en algunas Comunidades Autónomas no existen de ninguna manera en otras y la consecuencia es que el Plan de Cribado de la Cartera de Servicios del Sistema Nacional de Salud no se está cumpliendo. Algo está fallando en la Sanidad española, cuando no se implementan medios y recursos para unas medidas preventivas tan eficaces y eficientes

En cuanto a medicina Personalizada, sí se notan los avances en los dos vectores en los que se actúa. Por un lado, los profesionales clínicos, en su gran mayoría, no ven al enfermo exclusivamente como portador de una enfermedad, sino que además se le ve inmerso en un entorno social que le influye y al que influye.  Aquí las asociaciones de pacientes tenemos un rol que jugar y somos capitales para la comprensión por parte del enfermo y de su entorno de lo que es el CCR, sus terapias y la supervivencia. Somos el soporte experimentado de los pacientes. Otro aspecto de la personalización de la medicina es la determinación, paciente a paciente, molécula a molécula, gen a gen, de la singularidad de cada CCR, más allá de la clasificación por la penetración del tumor.  Los avances que se experimentan controlando la actividad y el desarrollo hacia otros órganos del CCR, están consiguiendo resultados positivos y muy importantes en el freno a la enfermedad, los efectos secundarios de los medicamentos y la consecución de la curación con calidad de vida relevante.

¿Y qué decir sobre medicina Participativa?  Nunca como ahora se ha contado con los pacientes y sus organizaciones para que dieran su opinión en los foros donde se debate sobre sus dolencias, terapias y  consecuencias. Sin  embargo, este “nunca como ahora”  quiere decir que ahora se cuenta y antes no. Debemos formar parte de las decisiones y de las estrategias y, a veces, parece que sólo nos consideran la guinda del pastel. Sobre todo la Administración. Para ésta el  paciente es solo el componente gasto de la ecuación. Deberíamos cambiar de categoría y convertirnos en el componente inversión en la ecuación sanitaria.

Finalmente necesitamos que la  Administración ponga en práctica los compromisos que, como gestor de la Salud ciudadana, tiene. Así, debe facilitar e impulsar la investigación positiva por medio de registros centralizados de casos, terapias y resultados; impedir la inequidad y retomar el apoyo a  la investigación pública y privada. Además, generar que el centro de las decisiones terapéuticas sea prioritariamente clínico, pasando a un segundo plano el factor económico. La Administración debería abandonar la política de lo que podemos hacer por la de tenemos que hacer;  establecer la atención clínica multidisciplinar y aumentar los  hospitales de referencia.  Por último es necesario que la toma de decisiones, tanto en la investigación como en la aplicación y organización de la sanidad, sea con la participación activa de los pacientes y sus asociaciones. Con todo esto, podemos comenzar a solucionar problemas y limitar carencias.

Estas reflexiones son las de un paciente lego en cuestiones clínicas que forma parte de una asociación de pacientes. Contemplamos las carencias desde la perspectiva de los enfermos y sus familiares y cuidadores.  Y creemos que es necesario un día como éste para reflexionar sobre todas estas cuestiones.

Emilio Iglesia Castro.

EuropaColon España.

Presidente

Madrid, marzo 2016.